febrero 11, 2022

10 Temas Importantes para los Negocios de Moda este 2022

Este año la industria de la moda volverá a crecer, ya que los cambios en el panorama de las categorías, las nuevas fronteras digitales y los avances en sostenibilidad continúan presentando oportunidades. Estos son los temas en tendencia que veremos este año para los negocios de moda de acuerdo con el portal BOF.




1. Recuperación desigual

A pesar de la situación inicial los informes dicen que la industria de la moda se va recuperar este 2022. Sin embargo, esta recuperación se va dar dependiendo del territorio. Los países con fuertes y resilentes economías se van a recuperar más. China ya está vendiendo a niveles pre-pandemia, Estados Unidos le sigue de cerca, mientras que en Europa la recuperación es lenta como resultado de las presiones en la cadena de suministros. Para balancear la recuperación desigual, las empresas deben ser rigurosas en sus decisiones de inversión, buscar alternativas que les permitan hacer su sistema de suministro más flexible y reducir riesgos del mercado.


2. Bloqueo Logístico

La industria de la moda depende de una intrincada red de cadenas de suministro globales, que están experimentando niveles de presión y disrupción sin precedentes. Con los atascamientos logísticos, el aumento de los costos de envío y la escasez que añaden nuevas capas de complejidad, las empresas deben repensar sus estrategias de abastecimiento, al tiempo que implementan una gestión de la cadena de suministro de vanguardia, y la construcción de una mayor flexibilidad para mantener el flujo de los productos al ritmo de la demanda de los clientes en el próximo año.


3. Lujos domésticos

Los viajes han sido tradicionalmente un motor clave del gasto en artículos de lujo, pero no se espera que el turismo internacional se recupere por completo hasta entre 2023 y 2024.

Para captar el cambio en los patrones de compra que marcará el año que viene, las empresas del lujo deberían comprometerse más con los consumidores nacionales, reequilibrar sus huellas minoristas globales y sus redes de tiendas libres de impuestos (duty-free), así como invertir en clientela para los canales locales de e-commerce.


4. Reinicio del guardarropa
Después de centrarse en la ropa de descanso y la ropa deportiva durante casi dos años, los consumidores reasignarán sus gastos a otras categorías, ya que la demanda acumulada de novedades coincide con una mayor libertad social fuera de casa. Para anticiparse a estas preferencias matizadas y a veces paradójicas, las marcas deben apoyarse más en el desarrollo de productos basados en datos, ajustando su mezcla de inventario en consecuencia para garantizar que los surtidos resuenen con los consumidores que se adaptan a los nuevos estilos de vida.



5. Ciberresiliencia

A medida que la digitalización de los negocios de la moda alcanza nuevas cotas, las empresas se enfrentan a más amenazas de ciberataques y a crecientes riesgos relacionados con el manejo inadecuado de datos. En medio de la creciente sofisticación de la ciberdelincuencia y el aumento de la presión de los consumidores y la normativa, las marcas deben actuar con urgencia para reforzar sus defensas e invertir más para hacer de la seguridad digital un imperativo estratégico.



6. Compras Sociales

El comercio social está experimentando un aumento de la participación de las marcas, los consumidores y los inversionistas por igual, ya que las nuevas funcionalidades y la creciente comodidad de los usuarios con el canal abren oportunidades para las experiencias de compra eficientes, desde el descubrimiento hasta el pago. Aunque los casos de uso difieren entre los mercados globales, las marcas deben redoblar sus esfuerzos en los viajes de compra personalizados dentro de la aplicación (app) y probar las oportunidades en tecnologías como la transmisión en vivo (livestreaming) y los probadores de realidad aumentada (augmented reality try-on).


7. Pasaportes de productos

En una apuesta por potenciar la autentificación, la transparencia y la sostenibilidad, las marcas están utilizando una serie de tecnologías para almacenar y compartir la información de los productos, tanto con los consumidores como con los socios.


Para sacar el máximo partido a estos “pasaportes de productos” digitales, que pueden ayudar a las marcas a luchar contra la falsificación, a diferenciarse y a fidelizar a sus clientes aumentando su confianza, las empresas deben unirse en torno a normas comunes y participar en proyectos piloto a escala.



8. Textiles circulares

Una de las palancas más importantes de las que puede tirar la industria de la moda para reducir su impacto medioambiental es el reciclaje de circuito cerrado, un sistema que está empezando a implantarse a gran escala y que promete limitar la producción extractiva de materias primas vírgenes y disminuir los residuos textiles, A medida que estas tecnologías vayan madurando, las empresas tendrán que integrarlas en la fase de diseño del desarrollo de productos, al tiempo que adoptan procesos de recolección y clasificación a gran escala.


9. Mentalidad metaversa

A medida que los consumidores pasen más tiempo en línea y el entusiasmo en torno al metaverso continúe en cascada hacia los bienes virtuales, los líderes de la moda desbloquearán nuevas formas de relacionarse con cohortes jóvenes de gran valor. Para captar flujos de valor sin explotar, los actores deben explorar el potencial de los “tokens' no fungibles, los juegos y la moda virtual, que ofrecen nuevas vías para la creatividad, la creación de comunidades y el comercio.


10. Escasez de talento

Las empresas que confían en el atractivo de la marca o en el encanto de la moda para atraer y retener el talento tendrán que mejorar su juego a medida que se intensifica la competencia tanto dentro como fuera de la industria, lo que conducirá a más vacantes el próximo año. A medida que los empleados, desde la alta dirección hasta la primera línea de ventas, reconsideran sus prioridades, las empresas deben actualizar sus estrategias de talento para un lugar de trabajo cada vez más flexible, diverso y digitalizado.


Fuente: BOF - El Estado de la Moda
fotos: ual/voi

Publicar un comentario